Ana y la cinta adhesiva.